¿Buscas información sobre Los escaparates de Nueva York? Aquí tienes la respuesta.

Los escaparates de Nueva York

escaparates-nueva-yorkLos escaparates de Nueva York siempre han sido el mejor catálogo de moda y complementos del mundo. Las primeras marcas despliegan todo su potencial en publicitar sus productos de la forma más llamativa posible.

Por enejmplo el lanzamiento de la nueva fragancia masculina de Tom Ford, Ford for Men, a finales de septiembre fue motivo más que suficiente para que los prestigiosos almacenes Saks, en el corazón de la Quinta Avenida, decidiesen empapelar sus escaparates con pósters gigantes del atractivo diseñador. ¡Imposible pasar por delante sin quedarse pegado al cristal!

Más adelante Fendi recrea una especie de almacén donde complementos y ropa son colocados estratégicamente sobre cajas apiladas. Vuitton, Pucci, Versace, todos compiten por lograr el impacto de su imagen de marca en la calle más lujosa de la Gran Manzana.

Los escaparates de Nueva York, en especial los de la Quinta Avenida, marcan tendencias año tras año.

Pero sin duda la puesta en escena más sorprendente es la de los grandes almacenes de lujo Bergdorf Goodman. El pasado y el futuro se miran cara a cara en un juego de contrastes de imágenes y de armazones de distintos tamaños en este espacio multimarca.

Bergdorf Goodman en escena

Un maniquí que tiene como pareja a una figura extraterrestre, mientras a su lado una armadura medieval es el acompañante de la percha inanimada. O el escaparate siguiente que representa el eterno mito de la bella y la bestia, con un enorme orangután mirando a su chica con un abrigo rosa de Miu Miu. Completando el cuadro, una diminuta figura de estilo mozzartiano que subida en un pedestal observa su otro yo.

Pero por si aún tienes dudas sobre si debes traspasar la puerta, una tercera vitrina acaba por descolocarte por completo. Un pájaro negro, un busto y hasta un Frankenstein a tamaño natural junto a tres mini-vestidos pura tendencia. El teatro de la moda abre sus puertas.

Lo mejor es que nadie cuestionará tu cartera por haber osado entrar. Una costumbre, por cierto, bastante provinciana y habitual de los mausoleos de ciertas grandes marcas en otras capitales. Podrás recorrer cada planta y tocar con tus manos los modelos con los que las revistas de moda te han hecho soñar.

La función de otoño pronto dará paso a un colosal nuevo decorado. Se trata de aquel con el que cada Navidad las tiendas de Fifth Avenue ponen rostro a la magia de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *